Cuáles son las ventajas de las tarimas de plastico ante las de madera, las de metal y las de cartón

tarimas de plastico
Las imágenes son meramente ilustrativas, y no siempre formarán parte de nuestro catálogo de productos.

Compartir

Cuáles son las ventajas de las tarimas de plastico ante las de madera, las de metal y las de cartón

Categoría: Blog Comentarios: 0

Las tarimas de plástico son elementos imprescindibles en cualquier entorno de almacenaje en el que se haya implementado un sistema por paletización. Este tipo de sistemas suelen ser de los más comunes ya que prácticamente permiten su adaptación a cualquier tipo de necesidad que se presente en el almacén, pero al igual que cualquier solución en los sectores dedicados a la fabricación y distribución de productos, es fundamental la elección cuidadosa de sus características y elementos constituyentes para que resulte eficiente.

Conocer las distintas opciones disponibles en el mercado es el primer paso hacia la elección de los componentes más convenientes, por ello en esta ocasión les hablaremos de las características de las tarimas, y de los beneficios que se pueden disfrutar al preferir éstas sobre las fabricadas con otros materiales.

Para comenzar es necesario que se tenga claro que cualquier elemento en un sistema de almacenaje debe estar diseñado para contribuir a una adecuada organización de los productos a almacenar, así como facilitar su manejo y acceso a ellos, y por supuesto, ofrecer una buena resistencia y durabilidad para un buen tiempo de vida, algo fundamental para los costos de operación del almacén.

Es por estas razones que los mecanismos de almacenaje, las dimensiones y los materiales empleados para la fabricación de los mismos, de unidades de carga y de sistemas de manutención, se deben evaluar con cuidado y seleccionar en función tanto de las características del almacén, como del tipo de operaciones que se llevan a cabo en su interior.

Tradicionalmente, los materiales más utilizados en sistemas de paletización por tarimas es la madera, pero hoy en día es posible encontrar tarimas de plástico de la más alta calidad. Los distintos materiales utilizados en la fabricación de tarimas cuentan con distintos niveles de resistencia, requerimientos de mantenimiento y cuidado y especificaciones para una correcta y segura manipulación, lo que puede hacer que algunos sean más adecuados para utilizarse en ciertos entornos que en otros.

En este punto, posiblemente se preguntarán si realmente puede convenir voltear la vista hacia otros materiales cuando la madera es el material por excelencia de las tarimas, pero existe una razón por la que en ciertos entornos se prefieren las plásticas, las metálicas o incluso las de cartón y a continuación les explicaremos por qué.

Las tarimas de madera se producen en dos modalidades, tarimas desechables o tarias convencionales. Las primeras por su diseño para una carga unitaria solo pueden soportar un viaje, mientras que las segundas puede emplearse continuamente y en general ofrecen un buen tiempo de vida y ciertas facilidades en su manipulación.

Además de estas tarimas existen las metálicas, ya sean las de alambre de acero, de aluminio, de metal desplegado o de acero corrugado, de un costo más elevado y recomendadas para la manipulación de cargas que exigen soportes de mayor resistencia.

De igual manera, existen algunas tarimas que se fabrican con madera y metal, tarimas de acero de una sola cara para soportar contenedores pesados, tarimas que se encajan una sobre otra para ahorrar espacio, y tarimas que a pesar de ser de metal resultan muy ligeras gracias a que se fabrican con una malla de aluminio o de acero galvanizado.

Por otra parte se encuentran las tarima de cartón que se comercializan a un bajo costo y que pueden desecharse después de su uso. Este tipo de tarimas soportan cargas ligeras y su capacidad se ve disminuida si se apilan.

Los diferentes materiales empleados en la fabricación de tarimas responden a necesidades específicas de distintos entornos y resultan útiles para aplicaciones distintas, y dentro de su categoría existen algunas diferencias que incrementan su capacidad de soporte de carga o su tiempo de vida útil.

Pero hasta el momento no hemos hablado de las tarimas de plástico las que reciben un amplio uso en los entornos donde se presentan requerimientos rigurosos de higiene, como es el caso de la industria alimentaria y farmacéutica. El plástico, a diferencia del metal, la madera y el cartón, es un material fácil de limpiar y que ofrece un buen tiempo de vida útil.

Si bien llegan a ser más costosas que otras opciones en el mercado, ofrecen muchos beneficios y ciertamente en ocasiones además de resultar la mejor inversión su uso es un requerimiento de control de higiene y seguridad. Este tipo de tarimas en específico son fabricados con polipropileno o con polietileno de alta densidad, lo que las hace altamente resistentes y les da una gran capacidad de carga.

Al tratarse de un material no poroso, no absorbe malos olores ni humedad, además de que no presenta daños en entornos húmedos y siempre y cuando reciba los cuidados y mantenimientos necesarios, o propicia el desarrollo de microorganismos que puedan contaminar los productos generados en entornos con altos estándares de higiene.

El tiempo de vida útil de una tarima de plástico varía según sus características constructivas y en general, según la clase de uso que se le de, pero se estima que en promedio llega a ofrecer entre cinco y diez veces más durabilidad que una tarima convencional fabricada con madera.

Además, tiene la ventaja de ser un producto amigable con el ambiente, dado que es posible fabricarlas con desperdicios industriales, y al finalizar su vida útil se puede reciclar nuevamente. Por otra parte, se trata de tarimas de mayor ligereza, lo que facilita su manipulación y contribuye a reducir los costes de su transportación. Al igual que algunos tipos de tarimas metálicas, las plásticas se pueden apilar una sobre otra para economizar espacio, algo de gran utilidad en aquellos entornos en los que las dimensiones son reducidas y hay períodos en que las tarimas no reciben uso.

Por el lado de la seguridad, las tarimas plásticas son una excelente opción al no incluir ningún tipo de elemento que pueda ser peligroso para quienes se encargan de su manejo, pues a diferencia de las tarimas de madera, no tienen astillas, ganchos ni clavos que puedan provocar molestias, enganchamientos o accidentes. La ausencia de estos elementos incrementa la seguridad de los productos que se coloquen sobre ellas y de las condiciones del almacén, al no rayar el piso incluso cuando se hacen tareas de arrastre.

En lo referente al nivel de resistencia y durabilidad, el polietileno de alta densidad y el polipropileno resisten la exposición a la intemperie, no absorben humedad y no se deforman, además de que no sufren daños por corrosión, lo que les da muchas ventajas frente a la madera, el cartón y el metal.

Estas son solo algunas de las características de las tarimas plásticas que las convierten en una excelente alternativa a las fabricadas con madera, metal y cartón. Para saber más sobre sus beneficios o conocer las tarimas de plástico que en Cajas y Contenedores de Plástico Querétaro tenemos para ustedes, los invitamos a contactarnos, con gusto los atenderemos y asesoraremos en la elección de las que se adapten mejor a sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acaba de agregar este producto al carrito:

Equipo de Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 104 9013